¿Cómo poner al cliente en el centro?

 


En los últimos años la comunicación interna ha tomado un papel protagonista hasta convertirse en un elemento estratégico para lograr los objetivos de la organización. Más allá de transmitir información operativa, es la encargada de articular el rumbo y transmitir la visión y la perspectiva del negocio a toda la organización.

La comunicación interna implica a todos los departamentos, juega un papel determinante en el desarrollo de la cultura corporativa y permite a la organización avanzar en escenarios inciertos para adentrarse con éxito en nuevos modelos de negocio.

EL VALOR DE LOS PEQUEÑOS DETALLES

Nos encontramos en un momento de altísima competitividad en el mercado donde las ofertas son múltiples y pequeños detalles marcan la diferencia. Aquí también la comunicación interna debe jugar un papel fundamental. Las organizaciones de hoy no pueden permitirse contar con empleados que no están centrados en el cliente, de manera directa o indirecta.

En el evento se debatirá acerca de la importancia que tiene integrar a todas las personas de la Organización en la visión cliente-céntrica que se quiere lograr, y se verá cómo la comunicación interna es el principal elemento que nos ayuda a conseguirlo.

PROGRAMA

11:45 h. Recepción de asistentes

12:00 h. Bienvenida

  • Aiste Chomiciute. Responsable Actividad APD en la Zona Sur
  • Arán Odriozola. Socio – Director de FIDES CONSULTORES
  • Genoveva Ferragut. Responsable de Comunicación y RR.II. de CERVEZAS VICTORIA

12:15 h. Conversación sobre: El arte de hacer hablar a las empresas, escuchar y relacionarse bien

  • Vanessa Moreno. Presidenta de DIRCOM ANDALUCÍA
  • Santiago Alfonso. Vicepresidente de Comunicación y Reputación Corporativa de COSENTINO

12:35 h. La comunicación interna en clave de negocio

  • Emilio Jesús del Águila. Director Área de Talento de CAJAMAR
  • Lucía Landete. Manager Comunicación Corporativa de OPPLUS

ModeraArán Odriozola. Socio – Director de FIDES CONSULTORES

13:05 h. Una nueva era para la comunicación en la empresa

  • Ramón Sanjurjo. Formador y Consultor. Ex director global de talento de HÄAGEN-DAZS
  • Elena Pérez. Manager de Talento de TIENDANIMAL KIWOKO

Modera:
Isabel Arribas. Directora de Felicidad de ADMIRAL

13:35 h. Clausura ponencias

13:45 h. Cóctel networking a cargo de CERVEZAS VICTORIA

Leer más...

Nace una nueva Semana Santa: ¿quién iba a imaginarlo?

2022 o la crónica de una resurrección anunciada 

Suplemento especial Semana Santa Diario de Jerez 

Parece mentira. Hubo quienes apostaron por el pesimismo. Lo hicieron, naturalmente, al peor postor. Los cofrades no las tenían todas consigo. Y no era para menos. El covid nos cubrió a todos de un fatalismo atroz. Los nubarrones de la pandemia pintaban grises en la lontananza del difícil regreso de la Semana Santa. Los pensamientos se tornaron trágicos. Los ideales se enjaularon al tenor de los acontecimientos. El ansia cuajó en ansiedad. El bichito se quiso protagónico. Y la universalidad de la Semana Santa quedó también encerrada en casa. Las cofradías han padecido la atípica -sin precedentes- experiencia de un confinamiento que ya preocupaba sobremanera. 

Los ánimos menguaron. Dios así lo quiso por un par de años. Las Semanas Santas de 2020 y 2021 dejaron bloqueada a la sociedad que sustenta la piedad popular. Sobrevino entonces la forzosa introversión. El modo espiritual de vivir la Semana Santa desde otro prisma. La sequía de pasos de misterio y pasos de palio se dejaba notar. Las abuelas no han planchado túnicas desde 2019. Los chiquillos no han vestido su ropa de monaguillo con bolsillos para regalar caramelos. Los niños de tres y cuatro años de edad apenas recuerdan qué es una cofradía haciendo estación penitencial. Son años que no han pasado volando. En este tránsito el reloj sí ha parado las horas de los memoriales del gozo. Los oles de las saetas han quedado reservados para otra próxima amanecida de la Buena Muerte por Santiago. 

Las apariencias no engañaron. Los cofrades echaban mucho de menos el rito de la tradición, la tradición del rito, la salvaguarda de cuanto recibieron de sus antecesores. Una cofradía encerrada a cal y canto. El testimonio que se esfumaba por entre las rendijas de lo inviable. Las directrices sanitarias mandaban. No había tu tía. La pandemia era palabra mayor. Más incluso que la amenaza de lluvia, que era la única fuerza superior capaz de suspender un desfile procesional. Contra las cofradías no había santo varón que pudiera. Pero de sopetón sobrevino este cogotazo de la Historia escrita con mayúscula. Para que los preludios de primavera y los albores de la fiesta brillaran por su ausencia. 

La aceptación de los cofrades, por descontado, crecería ejemplar. Aunque la procesión, paradójicamente, fuese por dentro. Y nunca mejor dicho, dadas las circunstancias. ¿Quién iba a imaginarlo?  Sí, quién iba a imaginarlo, parafraseando la famosa sevillana de Cantores de Híspalis. Quién iba a imaginar que sobrevendría una pandemia de tamaña dimensión. Quién iba a imaginar que este tótum revolútum de la naturaleza reaccionara para mover y remover los cimientos del mundo. Quién iba a imaginar a comienzos del año 2020 que, pocos meses más tarde, los besamanos de los Sagrados Titulares de las cofradías se suspenderían en cadena y que además, al año siguiente, estas ceremonias adoptarían otro nombre -veneraciones- en su ausencia de besos. 

Quién iba a imaginar que la mascarilla sería elemento novísimo en el día a día de la vivencia interna en el seno de las Hermandades. Y que incluso hasta diseños creativos con el mismísimo escudo de cada corporación quedarían estampados en un catálogo variopinto de las mismas. Las mascarillas no han ejercido de censura de la expresión popular. En el mundo de las cofradías ya quedaban ocultas la metáfora de las fosas nasales y, por ende, nada se podía hacer por narices. Las mascarillas ha silenciado además el runrún de lo insustancial, de lo accesorio. Las mascarillas ha igualado aún más si cabe la igualdad hermana entre cofrades de una Hermandad con fines comunes. 

Quién iba a imaginar que distancias físicas evitaran abrazos en el anual reencuentro de cada Cuaresma. Quién iba a imaginar que el reparto de papeletas de sitio recordara pronto a tiempos pasados. Quién iba a imaginar que las jóvenes mantillas, en femenino plural, no alzaran su elegancia de tacón alto. Quién iba a imaginar que la cera no se derritiese en el frontal de un paso de palio, en la cúspide de las candelerías, en la cima de los altares de cultos. Quién iba a imaginar que los Domingos de Ramos no estrenarían zapatos nuevos en la algarabía de jerezanitos alegrando calles y plazas. 

Pero no hay mal que cien años dure. Ni tempestad a la que no suceda la calma chicha de la vuelta a las andadas. Ni cofradías en el dique seco para lo sucesivo. Ni cirios apagados para los restos. Ni Casas de Hermandad apagadas para la eternidad. La pandemia ya ha quedado -va quedando- atrás. Como un zarandeo que además sí nos ha reportado nos pocas enseñanzas. La de 2022 es una Semana Santa no carácter retroactivo pero sí con énfasis inclusivo. Fruto además de la larga etapa de reflexión. ¡Cómo hemos cambiado!

Todo volverá a suceder según los sagrados cánones de la Semana Santa tal cual siempre la conocimos. Sonará de nuevo un solo de corneta en la prólogo de un repeluco colectivo. Sonará ‘Soleá dame la mano’ tras la perfección simétrica de un paso de palio. Sonará el palermo del diputado de Cruz de Guía como un signo adelantado de la premisa doctrinal de una cofradía entera. Sonará el llamador en la mano del capataz. Sonará la lágrima que se derrama sobre la encarnadura del rostro de la Virgen. Sonará el andar descalzo de Jesucristo camino del Calvario encima de su paso barroco. Sonará la miel que cae sobre una sabrosa fuente de torrijas. Sonará el crujido de la madera que sostiene el andar del tiempo. 

Sonará la voz del hermano mayor indicando al diputado mayor de gobierno que ya puede comenzar la estación de penitencia. Sonarán las puertas del templo que se abren tras dos años de infinita paciencia. Jerez abraza a su Semana Mayor. Los palcos han anunciado que el júbilo está en capilla. En las capillas. Como la crónica de una resurrección anunciada. Como la teoría filosofal del eterno retorno. Como el imperdible de tres años que se cogen a la sarga de lo cronológico. Como la llave matarile que abre la justificación y la hondura de la enseñanza evangélica.  

Pero, por encima de cualquier otra consideración, la Semana Santa 2022 es el futuro hecho presente. Por esta noble razón es la Semana Santa de los niños, de los jóvenes. Dijo el Papa San Juan Pablo II: “El hombre debe tener la conciencia de ser enviado. Ser enviado quiere decir tener una tarea que desempeñar, una tarea comprometedora. Ser enviado quiere decir abrir los caminos a un bien grande, esperado por todos (…) Vosotros, los jóvenes, esperáis precisamente eso. Debemos pensar en el futuro. El futuro pertenece a los jóvenes. Sois los hombres y las mujeres del mañana (…) Pienso también en aquellos jóvenes que carecen de la posibilidad de la instrucción -de la formación- y, a menudo, hasta de la instrucción elemental (…) Hay que darse a los demás -a los jóvenes- aportando la propia experiencia (…) Este hecho constituye un desafío permanente para todas las instituciones responsables. Se debe instruir a los jóvenes en la verdad. La verdad es la luz de la inteligencia humana. Cristo dice: ‘Conocerás la verdad y la verdad os hará libres’. El servicio a la verdad se realiza también en un programa de instrucción”.

 Dijo el Papa Benedicto XVI: “La juventud es tiempo de esperanzas. Porque mira al futuro con diversas expectativas. Cuando se es joven se alimentan ideales, sueños y proyectos: la juventud es el tiempo en el que maduran opciones decisivas”. Y ha dicho el Papa Francisco “¡Jóvenes: hagan lío! (…) Pido lío. Pido que se salga afuera. Quiero que salgáis a la calle. Que no estemos encerrados en nosotros mismos. Las instituciones y los colegios son para salir. En estos momentos la civilización mundial se pasó de rosca. Los jóvenes tienen que hacerse valer, y luchar los valores. Porque la Fe en Jesucristo no es broma. Es algo muy serio. No licúen la Fe en Jesucristo. La Fe es entera. Hay que tener un programa de acción. Debéis ser protagonistas de un cambio. Hay que ofrecer una respuesta cristiana a las inquietudes sociales. A todos nos corresponde participar en la construcción de un mundo mejor”.

Nace una nueva Semana Santa. Dios ha regresado a la ciudad. Los cofrades despiertan de una ancha pesadilla para sumirse en la realidad del mejor de los sueños. La espera valdrá no la pena sino la alegría de plata de ley de una tradición que no cesa. Como la bola de cera en la mano de un chavalillo que agradece a los nazarenos la generosidad de su gota a gota. Como el amor de Jerez por sus señas de identidad. Como el significado -lleno de verdad y de vida- de la Pasión, Muerte y Resurrección de Nuestro Señor Jesucristo. 




Leer más...

¿A qué suena la Semana Santa 2022?


Por Marco A. Velo – Diario de Jerez 

Suena la Semana Santa 2022 a regreso -por el camino más corto de entre los posibles- al alma de la ciudad: donde las musas y las volutas barrocas se funden en el magisterio de la luz. Suenan las vocecitas de la algarabía de los niños risueños que estrenan sensaciones bajo un antifaz de terciopelo. Suena Manolo Centeno en la nostalgia de un transistor añejo que canta ‘Silencio, pueblo cristiano’ encima del frigorífico que jamás enfrió las motivaciones cofradieras del niño que fuimos. Suena el beso de las rodillas en tierra del pueblo fiel ante los Sagrarios del Jueves Santo. Suena el brindis de la amistad en el in vino veritas defendido a ultranza por los ex hermanos mayores del Cristo de la Viga Paco Carrasco y Juan Román -ambos hoy siguen gastando humor fino en el atrio de la Gloria-. Suena la receta en blanco y negro del arroz con leche que con todo primor elaboraba la madre de Paco Barra. 

Suena -heridas de muerte- aquellas frases con augurios de exequias de un hermano mayor joven dentro de la penumbra de aquel Miércoles Santo en la iglesia de San Lucas. Suena el pulso ingrávido del encendedor de la candelería en noche de rito renovado. Suena la maestría sanadora de Cristina Espejo en el hospital de urgencias de su taller de restauración. Suena el estruendo de una trompeta de plástico en un niño con pulmones de oro. Suena el pentagrama cum laude de la marcha Cristo de la Expiración, donde más Jerez no cabe. Suena la música del silencio en un palio de bordados de Carrasquilla. Suena el timbre de voz infantil de un chavalillo de la Borriquita pidiendo la venia en el palquilo de la entrada en Carrera Oficial. 

Suena el entrechocar de varas cogidas a porrón en una misma mano de Capiller de nariz aguileña que antaño -con ge de García y erre de Rendón- salía de nazareno desde la calle Gaitán hasta el embrujo doctrinal de una doble campanada en San Miguel. Suena el solo de corneta allí donde únicamente un adolescente acapara toda introversión. Suena el tacón que alza la elegancia de lo femenino singular revestido de mantilla. Suena el rachear de los costaleros en los tres tiempos de un Credo con sudor de molía -como yugo que evangeliza-. Suena el dulzor de una torrija cuya materia es miel y no hiel para la idea -filosófica- del eterno retorno. Suena el pregón nunca pronunciado en Villamarta por Miguel Ruiz Ruiz. Suena la vaporeta de las abuelas planchando -con sus antiguas manos de biberones- la tuniquita de su nieto, el benjamín, que este año -¡cómo galopa el tiempo!- ya se ha hecho mayor al incorporarse como hermano de luz en el primer tramo del cortejo de la Virgen.

Suena el llamador en la concentración sin aspavientos del capataz. Suena en la memoria el dedo de Rodrigo Daza acariciando el paso del Señor con la crema aliviadora del pan de oro de cuando entonces. Suena el estremecimiento de la retina de tantos padres mientras observan a solas, en el sitial atemporal del sofá de casa, las cinco túnicas de diferentes tamaños colgadas en el aire de la tradición cuyo orden de los factores jamás altera el producto. Suena la garganta sacramental del saetero en el verso lacónico y jondo de la oración hecha cante. Suenan las ruedas de los puestos de chucherías con destello multicolor de toda celosía. Suena en ninguna parte la plegaria que no se escucha. 

Suena -tornadiza- la calma chicha de una cofradía que inicia su andadura procesional antes de las cinco de la tarde. Suena el diálogo apenas perceptible de dos ángeles custodios encima de la canastilla del paso. Suena el olor a Dios en el incienso que precede a la alta reverencia de la bambalina delantera. Suenan las legiones de Roma a la jerezana que enseguida avanzarán de costero a costero. Suena el salpicado de la sangre de Cristo en una columna de mármol con flagelos en calle Medina. Y suena la herencia que legaron los cofrades cuyos nombres y apellidos figuran en eLibro de Difuntos de la cofradía. Y suena la autenticidad de hábitos nazarenos que renuevan la Fe de la ciudad reconvertida en patíbulo y Gólgota y Resurrección. Suena el romance. Suena la arquitectura del clavel. Suena la Esperanza…  

Leer más...

Niños viendo nazarenos

Marco A. Velo – Jerez íntimo – Diario de Jerez  

El mayor de mis hijos estaba loco de contento este pasado Viernes de Dolores porque, primera fila él y yo, al fin había visto una Hermandad en la calle con sus penitentes y sus atributos y su medida suprema de todas las cosas. Ambos contemplando este magisterio de Fe allá donde los siglos de concordia suscriben la tradición más grande que parieron nuestros antecesores. Sucedió en Sevilla, en las inmediaciones de la céntrica calle Placentines. La Hermandad de la Corona pintaba en carne y hueso cuanto tanto habíamos soñado durante casi tres años: nazarenos formando tramos de un cortejo revestido del santo hábito en ruán morado. “Papá, ¿los penitentes son buenos o malos?”, me pregunta con vocecita susurradora. “Buenos, no, buenísimos: son héroes que defienden al Señor”. “Ah, vale, vale”. 

Mi primogénito, de cinco años de edad, se mostró feliz no sólo por la montonera de caramelos gentileza de tantas monaguillas de manos blancas y cintas al pelo, sino también por la creencia -por el inocente convencimiento- de saberse espectador de la primera Hermandad de Sevilla que habían hallado sus ojos vivarachos. No recordaba que, siendo bebé y aun al año siguiente, pudo disfrutar de no pocas cofradías de su Jerez natal y de otras de la capital hispalense. Entonces, eso sí, desde el palco monoplaza de un carrito de tres piezas. Los años de pandemia parecen haber inoculado en los niños una especie de cortina de humo -nunca de incienso- o de dictado de Memoria Histórica con adoctrinamiento infantil, esto es: borrar una parte de los acontecimientos siempre en perjuicio y prejuicio de la formación cristiana. Como si en la recordación de los más pequeñines se hubiera desnaturalizado de un plumazo -nunca plumazo de cascos de la soldadesca romana- la vivencia espiritual de esta conmemoración de la Pasión, Muerte y Resurrección de Cristo. 

Mi hijo pequeño, de dos años y medio de edad, en cambio -por razones obvias- no había conocido antes cofradía alguna en vivo y en directo. Sin embargo también disfrutó sobremanera con este luminoso descubrimiento hasta el punto de pronunciar en voz baja, arriado el paso a la altura de nuestra posición, un “hola, Señó del Glán Tané” -tradúzcase: ¡hola, Señor del Gran Poder!- porque para sus adentros y para sus luchadoras entendederas todos los Cristos de todas las partes del mundo son ya el Señor que Todo lo Puede por una razón que el Cisquero no olvida. Observé entonces que numerosos niños en brazos de sus progenitores asumían la dimensión de cuanto -arte y parte de un potencial ignoto- sucedía sin precedente ante sus mocosas naricillas. ¡Ninguno además asustado por la hierática presencia de los corpulentos penitentes! 

Siempre caemos en la manida definición de que la Semana Santa, de un año a otro, es la misma pero distinta, en esa paradoja barroca que tanto nos chifla por estos lares… La de este 2022 aún lo será más -diferente, digo- porque propicia el reencuentro de las Hermandades de siempre con el público de toda la vida pero, de otro lado, a su vez acuna la presentación de las corporaciones nazarenas a los niños de la nueva sociedad postpandémica. Como en una petición de venia dedicada a los chiquillos que no sólo estrenan zapatos sino también la consciencia de la realidad de la Semana Santa a las andaluzas maneras.  Por este prodigioso dictado del destino… la responsabilidad de las Hermandades hechas instituciones penitenciales ahora se agiganta: porque el testimonio que transmitan este año también adquirirá la envergadura de la impresión primera para tantísimos chiquillos. No hay una segunda oportunidad para dar una buena primera impresión. De ahí que los nazarenos de esta Semana Santa 2022 ganarán de nuevo la partida al reto de los tiempos. Porque sólo ellos -silentes y anónimos, con altura de capirotes que miran al cielo- sabrán enseñarles a los niños cuán grandiosa y definitiva es la eternidad de este edén terrenal que dimos en llamar… ¡la cofradía! 

Leer más...

«Encuentro de Gestión Cultural. Profesionalización del sector cultural» .CÓRDOBA

 


Fecha: 12 de mayo 2022

Ciudad: Córdoba

Lugar : Cámara Oficial de Comercio, Industria y Servicios de Córdoba  C. Pérez de Castro, 1, 14003 Córdoba

Horarios:

.Taller ¿Cómo innovar en  los proyectos culturales? de 10:00 a 14:00

.Ponencias profesionalización de la Gestión Cultural de 16:30 a 19:30

 Inscripción gratuita aquí (en unos días recibirás un correo de confirmación si hay disponibilidad de plaza)

DESCRIPCIÓN DE LA ACTIVIDAD:

 

El Área de Industrias Culturales y Creativas de la Agencia Andaluza de Instituciones Cultuales y la Asociación Andaluza de Profesionales de la Gestión Cultural-GECA, con el objetivo de facilitar el conocimiento y acercamiento de la realidad del sector a los profesionales de la Cultura, propone llevar a cabo, en distintas provincias de Andalucía ,encuentros abiertos de formación, información, dialogo y reflexión sobre temas de actualidad relacionados con la Industria Cultural y Creativa.

 

Para este encuentro colabora la Cámara Oficial de Comercio, Industria y Servicios de Córdoba.

 

El programa del evento sería el siguiente:

 

10:00-14:00 Taller ¿Cómo innovar en los proyectos culturales? . Impartido por Don Fco. López Hidalgo, Área de Industrias Culturales y Creativas, Agencia Andaluza de Instituciones Culturales.

 

*Almuerzo

 

16:30 Inicio de la jornada con la presentación de los servicios del Área de Industrias Culturales y Creativas. Don Salvador García García. Director de unidad Área Industrias Culturales y Creativas de la Agencia Andaluza de Instituciones Culturales.

 

16:45. 16.45 h: GECA y el estado de la gestión cultural en Córdoba – Victor Barranco García, Coordinador Provincial de GECA en Córdoba

 

17:00. El papel de la Diputación de Córdoba en la gestión y programación cultural de la provincia . Delegación de Cultura de la Diputación de Córdoba.

 

17.15.  Modelos de gestión cultural. Casos de éxito (Exposición – Debate)

 

18:15. Pausa

 

18:30. Charla informativa sobre la acreditación de competencias profesionales en gestión cultural en Andalucía. Doña Esperanza Gumersinda Marchal Rosa Coordinadora del Área de Evaluación y Acreditación de Competencias y Cualificaciones Profesionales del IACP (2013 -2021)

 

 

19:30 Despedida

 

  1. Como se detalla en el programa, el encuentro está dividido en dos partes: la mañana con una acción formativa gratuita formato taller ¿Cómo innovar en los proyectos culturales? , y la tarde con las charla y ponencias.

 

  1. Las personas inscritas podrán participar indistintamente en sólo una de las actividades o ambas de manera complementaria, según su disponibilidad e interés.
Leer más...

Comunicación de Crisis ante las fake news

 


El auge de la desinformación en los últimos años es un tema que ocupa y preocupa a gobiernos y empresas. Este fenómeno no ha hecho más que empezar y, a pesar de ser un problema complejo, hay que aprender estrategias y buscar herramientas que nos ayuden a mitigar las olas de desinformación.

Mas allá de una alianza entre empresas y periodistas o la utilización de herramientas tecnológicas para la verificación, la desinformación tiene una dimensión social, por lo que combatirla exige poner foco en la educación de la sociedad.

En este seminario hablaremos también del papel que están jugando las redes sociales en la propagación de las fake news, del contexto legal y de cómo se puede combatir y frenar este fenómeno. El último día se verá un caso práctico.

MIÉRCOLES 18 DE MAYO

9:30 h. Bienvenida 

  • Antonio Belmonte. Secretario General de Dircom

9:35 – 10:30 h. El fenómeno de las fake news y cómo enfrentarnos a la desinformación

  • Eduardo Suárez. Head of Editorial de Reuters Institute for the Study of Journalism
  • José Antonio Muñiz. Director del departamento de Comunicación y Educación en la Universidad Loyola

ModeraMario Tascón. Socio Director de Prodigioso Volcán

JUEVES 19 DE MAYO

9:30 – 10:45 h. El contexto legal sobre las fake news

  • Carolina Pina. Responsable de Telecomunicaciones & Media de Garrigues
  • Sonia Franco. Directora de Comunicación y Marketing de Garrigues

10:45 – 12:00 h. Cómo gestionar la comunicación de una crisis por fake news 

  • Cristina Cantero. Directora de Comunicación y Asuntos Públicos para España y Portugal de ORPEA Ibérica

VIERNES 20 DE MAYO

9:30 – 11:00 h. Caso práctico

  • Ana Clara Lobo Martines. Directora de Comunicación y Engagement de L´Oreal España y Portugal

 

Actividad exclusiva para socios de Dircom. Se enviará el enlace 24 horas antes. Para dudas o consultas podéis enviar un correo a Dircom: eventos@dircom.org

Leer más...

Carlos Amigo en Jerez: “El chupito para ti”


Marco A. Velo – Jerez íntimo – Diario de Jerez 

Hace tres años escribí en esta misma columna lo siguiente a propósito del cardenal Carlos Amigo: “Encarna, en sí mismo, la vía augusta del titulo de un libro de su propia autoría: ‘El oficio de ser hombre’. Sí: hombre con tantán de cinematográfico péplum greco-romano.  Es el Charlton Heston de la Iglesia andaluza”. Don Carlos desprendió esa unción terrenal de quien in itinere unificaba la denominación titular de cuatro libros de indispensable lectura: ‘El algoritmo de la felicidad’ de Mo Gawdat, ‘Lo eterno sin disimulo’ de C.L. Lewis, ‘Mil soles espléndidos’ de Khaled Hosseini y ‘El camino de la inteligencia’ de Jiddu Krishnamurti. La naturaleza de don Carlos fue más divina que humana. Incluso para neutralizar el título de Friedrich Nietzsche ‘Humano, demasiado humano’ y sí trabar analogías con el de Theodore Sturgeon: ‘Más que humano’. En el artículo que firmé en 2019 hice una promesa: “Don Carlos y quien suscribe nos conocemos de antiguo. En nuestra primera conversación a dos me explicó con detalle qué es ‘la contracultura’. El día menos pensado contaré una graciosísima anécdota que, años más tarde, compartimos al alimón a los postres de una tampoco pantagruélica cena en petit comité”. Ha llegado el momento… 

Sucedió una noche cualquiera. En un restaurante céntrico de la ciudad. Nos reunimos apenas seis personas en el reservado. Entre ellos don Carlos y su secretario Pablo Noguera. Ambos en calidad de invitados. Joaquín Ortiz, presidente de la Academia, en tanto estuvo presente, recordará cuanto relato. Pablo nos había advertido de antemano que don Carlos no podía cenar en demasía. Sólo “picar algo” de manera ligera. Amigo había recién salido de una intervención quirúrgica y el buen hombre cuidaba la alimentación al máximo. Sin embargo don Carlos enseguida se sintió a gusto con la compaña,  la tertulia se tornó de veras interesante y, tras el prescriptivo consomé con fondo, llegó de nuevo Luis -el propietario del restaurante- por si al reverendísimo le apetecía “alguna otra cosita”. Pablo se apresuró a decir nones -con más ademán que efectividad- pero nuestro cardenal tomó la delantera para preguntar si había “pescaíto frito”. Pidió un surtidito. Amigo quiso hacer de la velada una excepción de sus hábitos diarios. Temíamos por otra parte estar desobedeciendo las consignas de Pablo. Pero don Carlos -como Dios manda- ejerció su mando en plaza. 

A los postres pequé de osado. Don Carlos -quizá observando los gestos ilustrativos de Pablo-, y pese a la variedad de tartas y otros manjares de pastelería, pidió un chupito de manzana sin alcohol. Ahí se mantuvo firme. ¿Sí? Él ya había mojado los labios en el primer sorbito de su bebida servida en vaso minúsculo, pero yo aún ni inaugurado el tocino de cielo que elegí para mi coleto. Se lo ofrecí a don Carlos. No aceptó. Reconoció haberse sobrepasado y ya estaba más que servido. Entonces le explicamos con detalle el origen del tocino de cielo y la especialidad y primacía que Jerez adquiere para con tan deliciosa receta. Como desconocía por completo siquiera su existencia, solicité a don Carlos que al menos la probara porque -dije- se trataba de un “bocatti di cardinale”. Soltó una carcajada. 

Y…¡accedió a probarlo! Cogió mi cucharilla, la hundió en el jerezanísimo dulce de manos de monjas y comenzó a saborearlo. Entornó los ojos y la boca se ladeó a cámara lenta hasta dibujarse una media sonrisa en su blanco rostro. De pronto don Carlos, sin pensárselo dos veces (ni falta que hacía), arrastró con fuerza su diminuto vasito de cristal con olor a manzana sin alcohol y lo plantó a mi altura espetándome, ya muy risueño: “Toma… ¡el chupito para ti!”. Y, por supuesto, el tocino de cielo fue -entero- para él. Tocino, sí, de ese cielo que ahora don Carlos ya habita porque allí arriba, según sus propias palabras, “es donde el amor permanece”.   

Leer más...

I Foro Alianzas Empresa y Cultura


AGENDA – ymás organiza un encuentro el próximo 25 de mayo, que permitirá conocer la (r)evolución que supone el Patrocinio Cultural dentro del ámbito empresarial, en concreto en la estrategia de marca.

La constante evolución en la construcción de marca y cada vez más su presencia en la vida cotidiana, hace que la relación comercial con los clientes trascienda. La sostenibilidad, la reputación y el prestigio de la marca son claves para el consumidor y es en este ámbito donde la cultura interpreta un rol diferente e innovador.

PROGRAMA

  • 9:30 – 9:40

Bienvenida, Antonio Resines – Presidente de ymás

Introducción, Enrique Cerezo – Presidente de la Comisión Cultura y Deporte de la CEOE

  • 9:40 – 9:50

Conferencia inicial“Patrocinar cultura: una apuesta ganadora”, Rafael Portela – Vicepresidente de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España

  • 9:50 – 10:30

Mesa Redonda“El patrocinio cultural y su efecto multiplicador para la empresa y la cultura”

PARTICIPAN:

– Jesús Cimarro, Presidente de la Asociación de Productores y Teatro de Madrid

– María Luisa Gutiérrez, Productora En Bownger International Pictures

– Carlota del Amo, Directora de Comunicación Corporativa y RSC de Penguin Random House. Vocal de DIRCOM

– María Lacasa, Directora de Marca, patrocinios y contenidos de Endesa

– Isabel López, Directora Comercial y de Marketing Divina Seguros

Modera: Coté Soler Productor, Actor y CEO de ymás

  • 10:30 – 10:40

Performance: “Los valores de la cultura”

  • 10:40 – 11:20

Mesa Redonda: “Datos y métricas del patrocinio cultural”

PARTICIPAN:

– Inmaculada Benito, Directora del Departamento Cultura y Deporte de la CEOE

– Federico Buyolo, Director de Innovación Cultural de la Fundación Ortega Marañón

– Carlos Cantó, CEO SPSG Consulting

– Patricia Gabeiras, Socia fundadora y abogada en Gabeiras & Asociados

Modera: Coté Soler Productor, Actor y CEO de ymás

  • 11:20 – 11:30

AgradecimientoDespedida y Cierre, Antonio Resines

DÓNDE:

Teatro Reina Victoria.

CUÁNDO:

25 de mayo 2022, de 09:30 a 11:30 horas.

FORMATO:

Presencial con grabación de las sesiones. Evento gratuito, plazas limitadas hasta completar aforo

Leer más...

Mesa redonda: “Acoso escolar ¿qué podemos hacer desde casa?”

 


AGENDA – La Asociación Aragonesa Pro Salud Mental (ASAPME), organiza junto con Fundación Ibercaja, el ciclo de conferencias: “Salud mental infantojuvenil”.

La ministra de Educación y Formación Profesional de España, Pilar Alegría, intervendrá para responder a las preguntas sobre el papel de la Administración central en la lucha contra el acoso escolar, en un acto que será conducido por el periodista Juanjo Hernández. La jornada se completará con una mesa redonda.

PARTICIPAN:

  • Alejandra Cortés, catedrática en la Facultad de Educación de la Universidad de Zaragoza. Investigadora asesora de la cátedra UNESCO sobre valores y comunicación. Directora de la primera cátedra en educación de la Universidad de Zaragoza, innovación educativa Juan de Lanuza.
  • Juan Antonio Planas, psicopedagogo, presidente y fundador de la Confederación de Organizaciones de Psicopedagogía y Orientación de España.
  • Manuel Martínez Pérez, psicólogo y responsable del departamento de atención infantojuvenil de ASAPME. Compagina su trabajo en consulta con la coordinación del teléfono de atención al menor del Gobierno de Aragón, la atención en el entorno penitenciario y la formación en centros educativos en materia de convivencia y salud mental.
  • Isabel Tolosana, jefa del servicio de equidad, inclusión y aprendizaje permanente del departamento de Educación, Cultura y Deporte. Es miembro del Observatorio Aragonés por la convivencia y contra el acoso escolar.

CUÁNDO:

Jueves 5 de mayo, a las 11.30 horas.

DÓNDE:

Ibercaja Patio de la Infanta, Zaragoza (San Ignacio de Loyola, 16. Zaragoza).

FORMATO:

Presencial; es imprescindible estar inscrito en la actividad para poder asistir, pincha aquí para hacerlo. También será posible seguir en directo a través del canal YouTube de Fundación Ibercaja.

Leer más...

PROGRAMACIÓN CULTURAL

PROGRAMACIÓN CULTURAL